miércoles, 16 de mayo de 2007

Grandes señoras

No sólo Katherine Hepburn cumple su centenario en este 2007. Tamaña celebración también recae en "las señoritas de Avignon". Una recreación picassiana de cinco señoritas de vida alegre, a las que creo, deberíamos empezar a llamar SEÑORAS. Y lo digo, no por la edad, sino porque como sabréis el término señorita, ha sido reducido al cariñoso apelativo a la profesora de infantil. Hoy por hoy, todas, criadas o marquesas, somos ya SEÑORAS. Lo cierto es que el MOMA de Nueva York, donde este quinteto reside en la actualidad, va a tratarlas como a unas verdaderas damas coincidiendo con su primer siglo de vida, dedicándoles una sala en exclusiva (como ponerles un piso) y muchas atenciones (no son diamantes, pero casi, casi) Como sí de Julia Roberts, en "pretty woman", se tratase, las damiselas de Avignon, han pasado a la posteridad haciendo realidad su cuento de hadas, "alcanzar la dignidad y reconocimiento" que la sociedad les negó (y sigue negando a sus sucesoras) Para estas trabajadoras del más viejo oficio de la humanidad, el joven Picasso fue su príncipe azul. Lástima que no estén aquí para saberlo.

No hay comentarios: