sábado, 16 de junio de 2007

El misterio de Tulsa

Ayer se desveló uno de los misterios más extraños del siglo XX. Tras 50 años enterrado en una caja de hormigón -"su cápsula del tiempo"- en Tulsa (EEUU) se abrió el cofre que contenía un automovil, nuevo, Plymouth Belvedere Sport Coupé. La intención de todo esto fue una mezcla de experimento y la excusa para la celebración de los 50 años de la ciudad en 1957, y los 100 en 2007
Se le dió un proceso de preservación especial al metal, fue envuelto en plástico y la bóveda en donde ha descansado estos cinco lustros está construída de acero y hormigón. La cápsula del tiempo también incluía 45 litros de gasolina -en caso de que en el 2007 ya no hubiera gasolina-, 1 litro de aceite, 1 bolso de mujer conteniendo cigarrillos, cosméticos... También mapas, una película, fotos de 1957, una caja de latas de cervezas… Lo más interesante de todo: el concurso hecho entre la gente al momento de enterrar el coche en 1957: ¿Cual será la población de Tulsa en 2007? El ganador en adivinar la cifra, se llevaría el Plymouth Belvedere o sus herederos. Las respuestas y los nombres de todos los concursantes fueron guardados en microfilm en una cápsula de metal, dentro del Plymouth. A pesar de que se protegió lo más que se pudo, ¿que creeis que se llevará a casa el que gane? ¿óxido o un genuino Plymouth 57?

Al abrir la cápsula descubrieron que estaba inundada...

y este es el resultado de 50 años bajo tierra...

este es un modelo idéntico al que se condenó al enterramiento

Considera muy romántica la idea de las cápsulas del tiempo. Romántica, pero poco práctica. De hecho, nunca se me hubiera ocurrido enterrar un coche nuevo... Reconozco lo original de la iniciativa pero me alucina, la verdad.
Mejor te dejo con TULSA y su single "La venganza de Tulsa" (made in spain)

No hay comentarios: