viernes, 31 de agosto de 2007

Vilallonga, una vida de película

Vilallonga... Una de esas personas con vida de película, nos ha dejado hoy. Decía en una de sus últimas entrevistas que esperaba no ir al cielo porque se encontraría con toda la gente que odiaba en la vida...
Hombre polifacético donde los haya era Grande de españa, además de periodista, escritor y actor. Se negó a seguir la carrera diplomática de su padre y a principios de los años cuarenta empezó a colaborar en Destino, Diario de Barcelona y El Noticiero Universal. Además, residió un tiempo en París, donde colaboró en el Paris-Macht.
Vilallonga escribió muchos libros, entre los que destacan 'Encuentros y encontronazos', 'El sable del caudillo' o 'Flor y nata'. Además se ocupó de la biografía oficial del Rey Don Juan Carlos. De hecho, el marqués de Castellbell -su título- se definía como "monárquico genético" y políticamente evolucionó desde el monarquismo de origen familiar de su primera juventud, con su participación en requetés y acciones de propaganda falangista, al antifranquismo y al liberalismo democrático.
Vilallonga también era actor y participó en series de televisión como 'Hostal Royal Manzanares' en TVE e incluso en más de setenta películas en Francia, Italia y España, alguna de ellas tan relevante como 'Desayuno con diamantes', junto a Audrey Hepburn (Blake Edwards, 1961). Interpretaba a José, un millonario brasileño, que a punto está de llevarse a la chica...
Y siguiendo su deseo, espero que en el infierno sea feliz, pero a Audrey, no creo que la encuentre (de nuevo, perderá a la chica)

4 comentarios:

Jorge dijo...

¡Hola Hache! Soy Jorge, de Ozanam, nos conocimos en aquella jornada del Laboratorio de Innovación Social, ¿recuerdas? Acabo de ver que han recomendado tu otro blog y me he animado a pasar por este a saludarte ¡y felicitarte, claro!

Por cierto, recuerdo haberte prometido dos cosas: que leería este blog y que tomaríamos un café el día que pasase por nuestra residencia de Pomarón. Lo primero, imposible, me rindo. Tu ritmo de actualización supera en mucho al de mis fugaces visitas a este blog. Disculpe la infidelidad. Lo que sí mantengo es lo del café. En septiembre habré de pasar por Pomarón, ya te avisaré y si puedes nos vemos. ¡Y ánimo con los blogs!

Hache dijo...

¡¡¡Hola!!!

Está bien... aceptaré café... pero que conste que con el hachequehache he estado muy perezosa en agosto (bueno, que no tenía ordenador con internet en Mallorca)

Hecho. Te asomas a la puertica y preguntas por "Hache"

Anónimo dijo...

He estado en ese bar que tanto te gusta y te encuentras recogida del mundo...y me he puesto en tu sitio favorito aunque no estabas, me he acordado de ti, pero ahora soy incapaz de leerte y me cuesta un poco escribir así que te envío un besito de wenas nocheZzZzZZ....
Nadia

Ohdiosa dijo...

toda una perdida la verdad...siempre le recordaré como aquél apuesto "brasileño" que intentaba llevarse a la dulce audrey....