viernes, 21 de septiembre de 2007

Ojos que ven

Y ahora que te puedo ver...
no te voy a perder (de vista)
Estoy de vuelta con menos dioptrías y muchas cosas que contar en mi nueva mirada en derredor...
Del ojo a la pantalla, sin interferencias y sin mover los labios, ¿alguién da más?
Preguntas que quedan en mi retina ¿dónde van las dioptrías perdidas? ¿se transformarán en mariposas negras y volarán hacia un universo burtoniano? Lo primero que vi, fue un capa blanca traslúcida y tras ella, manchas negras que ascendían...lentamente, sigilosas.
Dicen que ahora parecen más grandes -mis ojos- yo creo que no los cierro ni para dormir. Seguro que así me reconocerás (la ojoplática, la que no para de tararear...·"veo, veo, que ves... todo del derecho y todo del revés", la primera que cruza en verde y hasta en rojo, la que te mira fijamente al cruzarse contigo ¿por qué? la costumbre...)
A partir de ahora, pasen y vean, damas y caballeros.
Yo pondré las niñas que llevo dentro.
Ustedes, seanme cristalinos que ya me cansé de personas borrosas ¿hay trato?
¡nos vemos!