miércoles, 30 de enero de 2008

Noche rota


Anda en menguante la luna,
como mi noche perdida.

Tiene nariz, boca y ojo.
Juraría que me mira, 
que me espía tuerta y divertida.

Y así, mientras rompo la noche
tejida de hiel y negrura
ella pisa el acelerador: dirección locura

Déjame.
Déjame hoy.
No hurgues más en mi herida.
Cierra ese ojico. Déjame seguir desaparecida.

Olvídate de mí esta noche,
no ilumines más mi ruina.

4 comentarios:

RAÚL dijo...

simple, mágico, lorquiano casi. GREAT!

Hache dijo...

la noche del lunes fue así...

jocv dijo...

Jo..., pues no entiendo yo mucho de versos y estrofas ( de hecho , más bien nada ), pero me impresiona como escribes, de verdad.

Hache dijo...

gracias caballero... la verdad es que lo escribí del tirón, sin pensar mucho. Noche rara, pero ya superada (hasta el próximo cambio lunar...)