miércoles, 28 de mayo de 2008

Noches de sol

Será que si hay días grises es porque el sol, sale alguna que otra vez con nocturnidad y alevosía. Y claro, a la mañana siguiente, anda resacoso, con la batería a medias... o cree que después de una farra entre semana, si sale, te va a dejar k.o. y prefiere ser buen astro.
Así que hoy, astro rey, te agradezco tu timidez y cortesía. Gracias a tu desvanecimiento he podido concluir, si no gloriosa, si en pie, la jornada laboral matutina. He de decir que por la tarde has tenido despiste pero me puse a tiempo las noray-ban y rápidamente me resguardé de tu brillo cegador.
Cuando la caraja volvía, y el efecto cafetero era ya mero anuncio de televisión, has llamado a tus amigos Eva y Juan y nos ha regalado una buena tormenta, y de copiosa cantimplora. Tanto, querido, que se ha anegado mi salida de la autopista y me has tenido un hora lunar más vagando por polígonos industriales de brillante y profundo piso hasta que he visto las miguitas de pan y he llegado a casa.
Tras la ducha bajo techo y el amable calor del secador de pelo, esperando que las sábanas y el edredón me arrullen, me despido hoy de ti, caro Astro. Y si en algo puedo contribuir a difundir tu noctámbula fama, sábete, difundido. Descansa también tú, que hoy no habrá coplillas ni arranques líricos, cómicos u libertinos con saboir faire entre amis. Hoy que la luna se arregle lo suyo y que el agua, siga en el río. Salud, camarada.

2 comentarios:

ANGEL dijo...

Bueeeno

Stereo Pills dijo...

Pero que bien escribe Vd!!! Que gusto da leerte.