lunes, 30 de junio de 2008

People are people

En mi clasificación de autillo observante he vuelto a encontrar curiosos especímenes que hacen que la raza humana siga sorprendiéndome o provocándome ganas de asesinar. Suerte que ni Freud ni la Srta. Marple están por aquí.
Esta misma tarde he descubierto que hay personas parsimoniosas y otras que no. O en lenguaje de la calle:
Hay personas que cuando echan gasolina son suuuuuuuuuuuper leeeeeeentas, y su lentitud se incrementa proporcionalmente al número de coches situados tras el suyo y otras personas, que no. Muy al contrario, ven fila y se aceleran muchísimo para aliviar la congestión. Algunas no se acuerdan ni de cerrar el depósito.
Ambas son patéticas. Yo soy de las segundas. Pero, desde luego, es increíble la cachaza que tienen ciertas personas en las gasolineras con descuento. ¿Tú que? ¿rapidito o lentito?
Y la otra partición posible, si es que el mundo hubiera de partirse en dos, es: personas que esperan un mensaje de correo electrónico y personas que envían spam. Ambas igual de deplorables porque viven pendientes de la maquinita, pero por favor, el que sigue enviandome "alargue su pennis" que lo deje de una vez, que no lo voy a abrir. ¡¡¡Y DEJA LIBRE EL BUZÓN, MERLUZO!!!

1 comentario:

manolo dijo...

Ostras!!! qué razón tienes!!
yo soy de los "rapiditos", pero sólo para echar gasolina, eh? jiji
pero es que me ponen de los nervios los "pesaos y pesás" que van a su bola como si todo el mundo tuviera que estar adorándoles mientras con la mayor parsimonia que se puede tener,echan aunque sea 6€ de combustible, agggggggggggg .......
En cuanto a lo de los mails, ya ves no sé porqué envían tanta porquería... En cuanto veo un "fw:.."
directamente lo borro....
a cuidarse!!!