jueves, 3 de julio de 2008

De jueves

Nací en martes, pero creo que lo propio habría sido un jueves. Va más con mi persona..."siempre estás en medio, como un jueves", dice la cita mítica... es incluso algo peyorativa, como si te dijeran... ¡aparta de ahí, que no haces más que estorbar! Y por eso, los jueves se han ganado mala fama cuando son un día lleno de posibilidades. El mejor para salir (el viernes estarás resacoso o muerto de sueño pero sabes que puedes descansar el sábado), y la semana está casi finiquitada. Pero, el "sambenito" del jueves, de verdad, es muy duro de llevar. En mi caso, todos los días están ahora mismo en el medio. Entre pasado y futuro, ambos dudosos, neblinungos, y un poco alejados. Son días cuerda, cuerda que vas estirando mientras avanzas pero sin que se vea ningún extremo... ¡¡¡Hombres y mujeres "jueves" del mundo!!!: resistid el tirasoga, quizá el viernes nos traiga el juego del pañuelo o la comba y alguien nos persiga hasta la orilla de la semana...

1 comentario:

Rafael.M.M dijo...

Jueves vividos: 1.

Qué bien me lo pasé, si me preguntan sobre algo importante y que fuese en jueves, sin duda fue el día en que un amigo se iba de despedida a no sé dónde.

Después de la cena hicimos el trenecito, pero no el que os ha venido a la mente. El que hicimos nosotros es ése que se hace cuando lo estás pasando muy bien o vas tan borracho que casi das volteretas.

Los jueves es la excepción, la cara opuesta de un sábado explotado y con polución. Si es que... sólo nos falta explotar los días de la semana.

Enhorabuena por el blog, entraré más.