viernes, 19 de septiembre de 2008

Expedición (III)

Hoy, he encontrado un pingüino. Algo increíble porque, finalmente, mi viaje al Polo Sur ha hecho aguas y ya había perdido toda esperanza de ver algo relacionado con esa aventura que me hacía tan feliz... ¿Sería una señal del destino?...
Lo curioso es que lo he encontrado, al palmípedo polar, en una página de subastas de Internet.... Así que más bien pareciera que el Polo Sur se desmantela y vende por piezas.... ¡ay! ¡yo quiero ir antes de que lo embalen todo!
Pero dejemos de hablar de mí y centrémonos en el animal. Su cara me era realmente familiar... y entonces ¡chas! lo adiviné...
¡Era una de los pingüinos que cada noche salían propulsados como inicio del espectáculo ICEBERG de la Expo. A muchas personas esta parte era la única que le gustaba del montaje, no os digo más...
Resulta que puntual a las 22h30 el ICEBERG se abría (parece algo que hiciera mucho tiempo que sucedió, y fue el domingo pasado... snif, snif,...)y desparramaba por el río a estos preciosos pájaros bobos. A continuación, en una barca, personal de la Expo salía a recogerles del baño pero... siempre faltaba alguno. Con la primera desaparición, no hicieron caso. Pensaron que sería la típica escapada de adolescentes y que a la mañana siguiente volvería a encaramarse a su mole de hielo de mentira. Pero cuando uno a uno se volatirizaron hasta 50 pingüinillos, las fuerzas del orden ya no supieron qué hacer. Con la situación descontrolada, prefirieron no alarmar a la población... De forma tan profesional ocultaron la información a los medios que pocos nos dimos cuenta de que cada vez había menos pingüinos y en todo caso, lo hubiéramos achacado al cambio climático...
Y de repente, aparecen en una página de subastas. No sé a como va la puja, pero si fuera asequible, saldría a liberarle de ahí, pobre... Dicen (dicen,dicen,dicen,...) que el resto de los "extraviados" serán regalados a trabajadores Expo. Yo esperaría a ver la cotización que adquiere este primer ejemplar, y de paso... ¡igual saco al mercado algún vaso solidario, que al final, mira, aquí los tengo...!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico el Iceberg, o al menos a mí así me lo pareció.
Esos pingüinos por fuentes fidedignas tenían un coste de 300 euros, y no sé cuánto llegarán a valer en internet...
El caso es que siempre estará en mi memoria, el Iceberg, los pingüinos, y su música.

fdc

Belbel dijo...

Los pingüinos lo mejor del Iceberg. je, je.

jocv dijo...

Ayer, a falta de 4 días para el final de la puja, ya iba por 182,50 euros.

Hache dijo...

Oye, para ser un producto "mangao" no está mal...

jocv dijo...

"encontrao" que dirá el vendedor, ja,ja,ja...

Hache dijo...

hola fdc, ¿y tus fuentes fidedignas saben cuántos se habrán perdido río abajo?

Hache dijo...

Y la música del Iceberg ¿solo nos rayó a unas amigas y a mí?... Aún parece que la oigo...tan tan taaaa tatan... (rayar por oírla nooooche,tras nooooche...)

jocv dijo...

Desde mi casa se oía lo suficientemente bien para saber en que punto del espectáculo estaba ( y no vivo tan cerca.. ).El primer día aluciné.

Anónimo dijo...

Hola, Hache. La verdad es que mis fuentes no me han informado cuántos se han perdido, o quizá no quieran decirlo...
Sobre la música a mí me gustó mucho. Me pareció el acompañamiento perfecto a esas imágenes. Pero si hablamos de música con la que me quedo es con la que un genio como Roque Baños ha compuesto para "Sinfonía de Aragón", el audiovisual del Pabellón de Aragón. El otro día conseguí el DVD y ya lo he visto/oído unas cuántas veces. Aparte de que a mi sobri le gusta el momento de los tambores, y me hace ponérselo. Y yo encantado, claro...

fdc

Hache dijo...

Aviso a navegantes: los pingüinos son de mentira. Repito. Los pingüinos son de mentira. Gracias (y creedme, este aviso es necesario) me parto.........