viernes, 5 de septiembre de 2008

Intermitoncias

Cuando quiso darse cuenta ya oía su voz al otro lado del teléfono... Será que el aparato cobró vida y decidió hacer algo para que la chica dejara de revisar el buzón de mensajes y la cobertura, una y otra vez... Será que tenía las manos sonámbulas y obraron, sin pedir permiso, aprovechando las nuevas tarifas "Todos a 0 euros". Será lo que fuese pero casi se cae de espaldas cuando él le susurro al oído un divertido -¡Hooooola!- desde el auricular del móvil...
El sonambulismo debió ser contagioso y pronto la lengua y el cerebro, actúando en equipo, se deshicieron de toda cordura... Un torrente de palabras, que podrían definirse, así, entre amigos, como... ¡la sarta de estupideces más grande del mundo jamás contada! brotó de sus bocas...
Menos mal que el destino me puso en el camino de estos dos tórtolos y con mi buen arte de políglota-descifradora de enigmas he podido transcribir (en los colores verde -él- y azul -ella- la conversación y desvelar el código correcto.
Desgraciadamente con esta pareja no hay nada que hacer ya, pero, ... si alguna vez recibís "una llamada muy tonta"... recordad estos pasajes... quizá, el cartero no sea el único que llame 2 veces...
  • -Hooola, -dijo él- (¡Me ha llamado! ¡flipo!) -quiso decir-
  • -Hooola. ¿Qué tal va la tarde? (¡No dejo de pensar en ti y tú ni te enteras!) -suspiró ella-
  • -Se ha complicado, ya sabes, los finales de semana,... (¡Me iría mejor si me hubiera tomado dos birras y te tuviera enfrente!)
  • -Yo también hasta arriba. (¡Ojalá estuvieramos por ahí, tú y yo solos, tomando unas birras... ¿se lo insinúo?)
  • -Creo que tendré que venir mañana a adelantar trabajo, no te digo más... (¡pero estoy hecho un lío y cuando te veo no dejo de decir idioteces...!)
  • -Yo estoy tan cansada que no creo que salga de casa (¡Me quedaré esperando todo el fin de semana a que me llames y... no lo harás!)
  • -¡Vaya dos! (¡Estoy loco por ella pero soy un petardo! ¿la invito a cenar? ¿a tomar algo?... )
  • -Sí. Bueno. Te dejo, que estás liado y si no, no acabaremos nunca. Cuídate.... (¡No me atrevo a decirle lo que siento y él pasa de mí. Está claro! ¡Soy una estúpida!)
  • -Sí. Hablamos ¿vale? Un beso (¿Habrá quedado con sus amigas? ¡Seguro! ¡Mejor no le digo nada y que disfrute del fin de semana!)
  • -Un beso (¡No vuelvo a llamarle más. Si quiere algo que dé el primer paso. ¡¡¡Otro fin de semana en casa y comiendo chocolate...!!! ¡Le odio!)

3 comentarios:

ANGEL dijo...

10

Anónimo dijo...

Real como la vida misma...................


Bss del anónimo

jocv dijo...

Si alguna vez recibo una llamada como esa, intentaré no olvidarlo.

Saluditos y buen finde.