martes, 17 de febrero de 2009

La teoría de las caras (versión reducida)

He aquí una teoría rápida. Véase, si usted no me conoce y me hubiera visto hoy, que una llevaba muy mala cara, seguramente pensaría que esa era mi cara habitual (soñolienta y con la boca hacia abajo por los polos) Sin embargo, si fuéramos, viejos conocidos, usted habría pensado, ¡vaya mal día que debe llevar la chica! o ¡cómo se estropean los cuerpos!... es decir,... ¡me daría otra oportunidad para compensar la horrenda visión!... (y si no, pues allá usted) A lo que voy es, si dicen que es el espejo del alma ¿tenemos varias almas?; y si alguien nos ve una única vez en la vida, ¿lograría aún así, con la brevedad de lo leve, distinguir si la cara que ve es la oficial o la otra? ¿Será verdad entonces que hay quién tiene mucha cara y quién es un descarado? ¿Eres de los/las que se miran en todos los espejos?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que te vi…………. Creo que te escuche…………, y eras la chica mas sonriente, simpática y amable del mundo mundial............
Te leo, y no eres la chica tan sonriente, simpática y amable que aparentabas..........
Cual es tu cara?
Cual es tu versión de ti?
Quizá tras el blog escondes u ocultas la verdadera personalidad?
Bueno supongo que los que tienes mas cercanos sabrán mas de ti; yo lo veo desde el otro lado de la calle, y no tengo respuestas.
Pero ……….quizás es un buen momento para reflexionar.

Un Bs. del anónimo


P.D.: Perdona que la reflexión en voz alta sea tan personal y particular.

ald dijo...

... y acertada

Hache dijo...

Interesante, mi teoría hablaba de tener mala cara, ya sabéis, día ojeroso, con granos y sin color en las mejillas. Me refería a sí quién te ve así por primera vez piensa que eres así o por contrario cavila que has dormido mal o comes demasiado chocolate. Por lo demás, creo que es bastante normal. No vamos a ir por la vida encontrando gente maja y diciéndole lo jodida que estás continuamente por una u otra razón. A lo mejor es que para eso se tienen confidentes especiales. A lo mejor es que a uno mismo no le gusta ir por ahí de alma en pena. Por desgracia no se puede ser feliz siempre, del tirón, sin fisuras. Eso solo si eres bipolar. Todos somos cal y arena, miel e hiel,... y si no ¡sospechad!

Anónimo dijo...

Perdón por el atrevimiento al expresarme tan claramente en el primer comentario.
Solamente quería comentar como veo yo las dos caras de la hache.

Y como tu dices: "A lo mejor es que para eso se tienen confidentes especiales", espero que tu tengas alguno de esos; son lo mejor de la vida LOS CONFIDENTES amigos para siempre.



Bss, y recibe un abrazo fuerte de un anómimo.

ald dijo...

bueeeno, pues perdón también

Hache dijo...

Parece que se os haya escapado un pun y estéis avergonzados: -Perdón por esto, -perdón por aquello,...

Anda que,... ¿os pasa algo, anónimo y ángel?(además de problemas de gases)... vaya blandurris que os habéis vuelto. Sabed que se me han caído dos mitos (mito, mito, gorgorito, ¿quién estará hoy más blandito?...)

Anónimo dijo...

jejeje. Eres lo que no hay, Hache. :-) No puedo decir otra cosa...

Un abrazo para la más inteligente y ocurrente. Y la más guapa también. Y lo siento por las demás, pero es lo que hay...

fdc

ald dijo...

para eso están los mitos

Anónimo dijo...

Hermosa, tanto afecto tu teoría de las caras que ya no nos escribes...............