sábado, 11 de abril de 2009

En este mismo momento...

...quisiera meterme en los bolsillos del pantalón.
Las manos están ansiosas por dejar sitio a los brazos, los hombros,... pero no cabemos todos ahí dentro, así que la tela ha cedido. Ahora tengo dos agujeros en los bolsillos, lo que faltaba, y aún así, continúa el problema, ¿por dónde meto la cabeza?...
No cabe. He hecho fuerza hacia abajo, con las rodillas he intentado hacerme una llave pero no caigo dentro,...
Hoy quisiera meterme en los bolsillos y encontrarte ahí, en el fondo. Junto al klínex que casualmente aún no ha resbalado por el hueco descosido.
Solo quisiera un abrazo tuyo, bien fuerte, hasta que doliese y dormirme así, acurrucada junto a ti, en mi bolsillo.
¡Si sigo estirando el cuello hacia el Sur tal vez lo consiga! ¡Pero todo es tan oscuro ahí donde ahora vives! No cejaré en el intento, cualquier cosa por llegar hasta ti, aunque te hayas escurrido por un agujero.
¿Hola? ¿Estás allá abajo? Si me oyes estírame el calcetín, por favor,...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ay, ay, ayyy... Seguro que sí te oye, Hache. Otra cosa es que pueda responderte...

Cuídate mucho y un abrazo de mi parte, que no será lo mismo, pero te aseguro que es fuerte y con mucho cariño.

fdc