jueves, 16 de abril de 2009

Noche en vela

Dicen que el amor es ciego, pero pocos comentan que también hace ruido, y mucho. No lo digo por mis vecinos, que si las paredes son de papel, ¿qué le vamos a hacer? (pero hasta el Creador descansó un día de la semana, ¡que ya os vale!)... Me refiero a los latidos del corazón. Es matemático. Caer la noche, quedar todo en silencio, (bueno,... ¡terminar sus cosas los del otro lado del tabique!), llegar, ahora sí, el silencio y... bum-bum, bum-bum, bum-bum,...
La madrugada del domingo al lunes mi corazón estaba gritando a los cuatro vientos, BUM-BUM, BUM-BUM, BUM-BUM, y por más que yo me hacía la sorda (ajá, he aquí otro sentido atrofiado), apretaba los puños e intentaba negarlo... Ahí estaba, poderoso, rítmico y angustioso, el latido de mi corazón. Rugía como una carrera de F1 sin cascos, lloraba como mil recién nacidos, parecía yo bajo las Catáratas del Niágara, erosionada; todo en mí retumbaba, era una Rompida a deshora, con Buñuel incluido,... BUM-BUM-BURRUMBUM-...
No podía moverme, ni pensar, solo había ruido, trepidante, incansable,... si hubiera intentado tocar algo lo hubiera hecho bailar, vibrar, saltar hacia el vacío,... Milagroso que mi estruendo personal no despertara a los vecinos,...
Dicen que el amor es ciego, sordo y ahora ya sabéis que también hace ruido, y mucho. Pasé más de tres horas así, encogida y exhausta de tanto latir. El amor vino o se fue en un viaje de insomnio,... Fue una larga noche en vela...
Os preguntaréis si he sobrevivido al "corazonmoto" y si ha habido daños colaterales. Solo puedo deciros que ahora, el bombeante duerme en silencio,... Shhh, no hagáis ruido, dejemos que siga durmiendo, ¡SI LOS VECINOS NOS DEJAN!... ¡Buenas noches!
Ilustración: David Vela

3 comentarios:

Hache dijo...

Dicen algunos científicos que cuando se tiene el corazón partido, suena más. Parece que las dos partes no dejan de entrechocarse y latir alternativamente. ¡Como un eclipse de sol y luna a la vez!

Les pregunté si si puede parar a un corazón latiente, pero me dijeron que tienen vida propia, solo dejan de latir alto cuando se cansan... ¡Pues vaya! ¡Tendré que empezar a sacarlo a correr al parque!

Anónimo dijo...

Hache, ojalá seas correspondida, cicatrice tu corazón, y que lata con fuerza día tras día, noche tras noche, y que disfrutes de ese latir.

Por cierto, lo que has escrito, como siempre, genial, genial, y genial. Como tú.

Que tengas mucha suerte, y ¡A DESPERTAR A LOS VECINOS!. ;-)

fdc

neo dijo...

emmmmm. cuando estudiaba música, el viejo conservatorio estaba mal insonorizado y ponían hueveras en el techo para que no se oyera ensayar a los compañeros. si, hueveras cuadradas de cartón, como lo oyes. Pues estaba pensando que si te fabricamos una camiseta de hueveras igual puedes insonorizar tu corazón y poder dormir un poco. si no, se me ocurre que pegues la esplada a un armario para que haga caja de resonancia y les pegues un buen susto a tus vecinos para que se callen.
mientras tanto, no te apures con tus latidos extraños, estamos trabajando en ello. todo se andará.
bezoz