domingo, 11 de octubre de 2009

Pilaroid. Flor y Belleza

Publicado en Heraldo de Aragón. Diario de Fiestas del Pilar. 10 de octubre de 2009.
Lo cuelgo para quiénes no podéis leerlo en papel. Publicaré otros textos, los días 12, 14, 16 y 18. Espero que os gusten.
¡Felices Fiestas!
PILAROID/ Flor y Belleza
Hanako es un nombre de mujer muy común en Japón. Significa flor. Otro es Minako. Quiere decir belleza. Y ambas, Flor y Belleza, acaban de llegar a Zaragoza, con sus mejores kimonos. Van a participar en la Ofrenda, por primera vez, con unos ramos muy especiales. Se llaman Ikebana, arreglos florales típicos de Japón. Pequeñas obras de arte diseñadas con flores, ramas, semillas,… Pero hasta el lunes, nuestras dos oferentes orientales tienen mucha ciudad por ver. Diréis que cómo sé tanto de ellas. A este viejo fotógrafo no se le escapa una. Las he encontrado esta mañana en los alrededores de la Plaza de Toros. No sin ruborizarse me han pedido que les hiciera una foto con el cartel taurino. ¿Gustar toros?, -les he preguntado-. Sí, sí, han afirmado alegres mientras me dedicaban el signo de los cuernos a dos manos. No lo he tomado a mal, la verdad. Había leído que si algo caracteriza a los japoneses es su extrema amabilidad, timidez y discreción. Chapurreando inglés y español he creído entender que decían: 2009, año toro, buena suerte. Y ahí las he dejado, merodeando bajo los porches de La Misericordia, intentado comprar entradas para los toros. Así que, hace un momento, cuando las he vuelto a encontrar en la Plaza del Pilar, no he podido resistirme a saludarlas e invitarlas a un vermú. A pesar de su timidez han aceptado mi propuesta y ¡les ha gustado! “Otra onda”, pedía entre risas Hanako. Querían conocer costumbres de la ciudad y entre ronda y ronda, ayudado por el camarero, hemos entonado un par de joticas, aderezadas con buen jamón de la tierra. Antes de despedirnos quería hacerles una foto de recuerdo delante de la Fuente de la Hispanidad. Al lado, los técnicos de sonido daban los últimos toques a la megafonía y nos miraban curiosos. ¿Qué es eso?, ha preguntado Minako. Escenario para jotas. “A la ota, ota” han cantado a dúo, como les acababa de enseñar en los vermús del Tubo. Entre risas las he preparado para la foto. “Otro paso atrás”, les indicaba yo. Como lo de “pa-ta-ta” o “mirad al pajarito”, no iba a funcionar, se me ha ocurrido decirles: “Uan, Chu, Zri,…Joootaaaa” Después, todo ha sido muy rápido. Con diligencia, los chicos de la megafonía le han dado al PLAY, váyase usted a saber por qué. Una jota ha sonado a todo volumen, sin previo aviso; se han oído varios gritos de mujer y una treintena de palomas ha salido espantada revoloteando en todas direcciones. Cuando he reaccionado, mis nuevas amigas, Hanako y Minako, ya estaban dentro de la fuente, “patas arriba”. Sus kimonos de seda les impedían salir del agua. Como peces de colores se movían nerviosas en su primer baño de hispanidad, rechazando las manos tendidas que muchos turistas y zaragozanos les ofrecíamos. Aún no sabíamos que los japoneses rehúyen el contacto físico. Ese día fueron la imagen más fotografiada de la ciudad.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ingenio y sensibilidad. Seguro que es lo que significa tu nombre en japonés. Eres la mejor.
Que pases muy buenas fiestas, y ¡Viva la Pilarica!.

Un besazo.

fdc

La Rodriguez dijo...

Que chulo! que hayas tenido la oportunidad de estar un buen rato con esas chicas japonesas, normalmente no es fácil...
Y yo que nunca estuve en el Pilar!
Me dan bastante agobio las masas y las aglomeraciones y es el motivo por
el que nunca fui, por el que nunca estuve tampoco en Pamplona en Sant Fermín.
Espero quitarme estas manías pronto y haceros una visita antes de necesitar cachaba para abrirme paso entre la gente.
Un placer leerte, te felicito por tu publicación. Suerte de aquí en adelante!

Mònica

Hache dijo...

MÓNICA, tienes que venir a Zaragoza y no tengas problema por las masas, siempre hay lugares más tranquilos donde disfrutar más relajada de las fiestas. ¡Palabrita!
Un abrazo y gracias por visitar mi blog, ¡te debo una visita!
Eva

angel dijo...

MÓNICA ven a Zaragoza cuando quieras ¡menos en las fiestas de las masas... digooo del pilar! te acogeremos con los brazos abiertos.

Jorge dijo...

El domingo me acordé de ti Hache, saliendo del recinto ferial donde había disfrutado acompañado de tres amigas guapisimas a Hombres G (qué momentos...) y el canto del loco puesto que vi a una chica más bien joven, tenía pinta de oriental, china, japonesa... comiendose unos churritos, que envidia daba, quien sabe si era con la persona que habías compartido esos minutos, ese día había leido el articulo y al ver a la joven, me vino ese flash.

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.