martes, 3 de noviembre de 2009

Enjoy the silence

Mi pasatiempo favorito. Salgo a la terraza con un café al que doy pequeños sorbos mientras miro al frente. Dejo la mente en blanco pegada a la primera nube que encuentro. La sigo por el cielo hasta que una bandada de pájaros me lleva en sentido contrario. Quizá sean grullas. Hace algo de frío ya pero con una mano me calo la chaqueta de lana al máximo, con la otra sigo venerando ese café, menos caliente cada vez. Y ahí, con la postura perfecta, en el lugar perfecto, con el viento tocando mi cara, ahí comienzan a llegar las ideas. Relatos, cortos, cuentos, planes B, él, un poco de pasado, una pizca de cotidiana rutina, ideas, relatos, sentimientos olvidados,... Cerca de dos horas he llegado a estar en silencio, sola, conmigo misma, en la terraza del piso más alto. Mirando hacia delante, siguiendo nubes, respirando hondo y sintiendo, al fin, algo de paz,...

1 comentario:

germanroda dijo...

Como un sentimiento íntimo puede ser común a tanta gente. A mi me sucede parecido pero en mi caso es con una taza de te. No estoy en el piso más alto sino en el bajo. No veo nubes ni pájaros, sino coches pasando. Y lo peor es que a mi sólo me dura 5 minutos, no tengo paciencia (me lo estoy tratando). Al final creo que no se parece en nada pero estoy convencido que el sentimiento es muy parecido. Abrígate.