domingo, 25 de abril de 2010

Paseante Dominical (las pequeñas cosas)

En lo alto de Bilbilis, con el valle a mis pies, solo una cosa, diminuta, llamó mi atención

Una flor silvestre con gotas de polen que brillaban como plata.

En la inmensidad de lo inmenso, hay pequeñas cosas que nos hacen sentirnos vivos. Tu sonrisa, una llamada, la mano dispuesta para ayudarte a cruzar por días enlodados, un abrazo de verdad,... Son cosas que solo ves con claridad los domingos.

Las distinguiréis, a estas pequeñas cosas, porque es muy difícil hacerles una foto. Esa es la pista a seguir,...

No hay comentarios: