sábado, 8 de mayo de 2010

Magia

Por arte de magia alguien me ha robado el abrigo. ¡Crápula! Pero, mágicamente, ha dejado de hacer frío. Ha tenido que ser magia que me encontraras en ese momento y ahora que sé que no estás cerca, quiero que sepas que hablar contigo ha sido genial. Estoy sonriendo y eso que me he quedado sin abrigo. ¡Ya sabía yo que tú merecías la pena! De la chistera de un mago has salido cuando ni siquiera te esperaba. ¡Ojalá te quedes merodeando por aquí! No dejo de sonreír y es que no puede haber sido otra cosa sino MAGIA, ¡Vuelve cuando quieras, siempre serás bienvenido!

No hay comentarios: