lunes, 28 de junio de 2010

Nervios

Nerviosa. Nerviosísima. No son mariposas en el estómago, no. Son moscardones en el centro del pecho. Que presionan y no dejan de zumbar. Taquicardia irrefrenable. Sienes palpitantes. No puedo concentrarme en nada. No puedo comer. No puedo dormir. Nerviosa. Nerviosísima.

No hay comentarios: