miércoles, 21 de julio de 2010

Dime lo que comes,...

... ¡y te quedarás a rayas!
Hoy he comido carne de cebra y de ñu, y me ha gustado.
Lo peor es que no me acordaba de cómo era un ñu. Y cuando he vuelto del reportaje (que era por trabajo, sí, pero volveré a ese restaurante estupendo de Zaragoza llamado Orkídea Negra) me he lanzado a Míster Google a ponerle "cara" al ñu, y, ¡pobrecito! Tiene los ojos tristes y cuernos hacia dentro. No da miedo. Casi dan ganas de invitarle a copas, que te cuente sus penas y se desahogue- ¡Animalico! Y, tras ese descubrimiento, he escudriñado la carta del restaurante y vuelto loco otra vez a Google Imágenes. Y así me he dado cuenta de que quiero comer Kobe más a menudo, y dejarme masajear y que me den sake y cerveza para que me relaje. Que no está mal ser canguro y andar de acá para allá como si la vida fuera un juego de pídola, pero a pies juntillas. Tampoco he desestimado empezar a dejar el cordero (degollao) y cambiarlo por bisonte o búfala, aunque lo que desde luego no quiero ser, aunque sea realmente bello, es un impala. Primero, porque todo el mundo cree que es una marca de automóvil, y segundo y más importante, porque es el animal que menos duerme. Unas 3 horas al día, y además tiene una especie de alarma que le avisa de cuándo levantarse. No, impala, no. Más despertadores no, gracias.

3 comentarios:

Marcos Callau dijo...

No, no, no, de ninguna manera. Además a la Impala la cazan mucho. Desde luego el Ñu sí que da pena...¡pobrecito!.

Hache dijo...

Y yo que pensaba que ser cebra te daba inmunidad y ya ves, ¡me la arreé en hamburguesa! ¡No quiero pensar cómo se extinguieron los unicornios! (porque seguro que existieron)

neo dijo...

qué guay comer todas esas cosas!!! imagina que si adquirieses las características de lo que comes....
en época de exámenes y mucho curro, dormir como un impala (que son preciosos), en vacaciones que te traten a cuerpo de reina como un buey kobe, para huir de los atracos saltar como un canguro, en los pasos de peatones una cebra....
y dsde luego ser un bisonte en bares hipersaturados para provocar estampidas y hacer hueco... sería fantástico!!!
un besote H!!!!