domingo, 18 de julio de 2010

Paseante dominical (encariñarse)

"No te encariñes nunca. Así no sufrirás" Creía que hacía caso a esta lección a rajatabla, pero hoy, cuando me han dicho que van a separarme de algo que casi creía mío,.... ¡Ay! ¡Me han dejado tocada! Y ahora,... Justo ahora que se abre un mundo de posibilidades solo puedo hacerme un ovillo y lamentarme de la pérdida. El universo a mi disposición tendrá que esperar unos días de luto. Pero, diantre, ¿por qué siempre me encariño de cosas y personas que se me escurren entre los dedos? Respiremos profundamente y mañana, esperemos, será otro día,... PD: ¡Ni lo intentéis! ¡No vuelvo a encariñarme más!

2 comentarios:

José María dijo...

Los firmes propósitos se hacen para romperlos en cuanto haya un buen motivo. Que sea pronto.

Hache dijo...

De las cosas materiales podría prescindir, de hecho no me encariño de casi nada, por si lo pierdo,... Pero lo que me quieren es/era mi castillo,... Y perder un castillo, es como perder una guerra,...