domingo, 15 de agosto de 2010

Paseante dominical (demasiado bueno para ser cierto)

Tu madre sigue venciendo a la enfermedad. Tu padre siempre está de buen humor. Tienes amigos que se preocupan por ti, y viceversa. El trabajo, bien gracias. Los fantasmas del pasado, en otros castillos. Ilusión por compartir, por viajar, por salir, por mirarme al espejo. Abrazos sinceros que llegan sin esperarlos,... ¿Demasiado bueno para ser cierto? ¡Que alguien me pellizque!

No hay comentarios: