domingo, 1 de agosto de 2010

Paseante dominical (que me detengan)

Mi amiga Lucía cuando llega a casa después de toda una noche de fiesta se prepara unos bocatas de metro y medio. A menudo hay suerte y son de jamón con tomate, o de queso y jamón york. Pero otras, los efectos de la noche hacen estragos y se zampa bocadillos de sardinas y mermelada, croquetas con pimientos verdes y yogur, o morcilla con nocilla. Mi amiga Luisa, en cambio, cuando llega a casa con los primeros rayos de sol de domingo queda literalmente dormida nada más cerrar la puerta de casa -una vez ni pudo traspasar el umbral, acabo roncando, llave en mano, sobre su alfombra de "Bienvenido a la república independiente de tu casa"-. Pero lo habitual es que caiga a peso muerto en el sofá. Vestida y retorcida. Mi amiga Ana es la más normalita. Llega hasta el dormitorio, se pone el pijama, se mete en la cama y hasta pone el despertador. Incluso se toma un ibuprofeno antes de dormir, para que la resaca sea menor, dice. Y luego estoy yo. Que soy un peligro público. Una sonámbula de Internet. Por lo visto, -porque me entero después- antes de dormir, enciendo el ordenador y escribo. No solo actualizo el blog, también envío correos electrónicos. ¿Aún no te ha pasado? Ve con cuidado. Es una lotería. Te puede pasar a ti. Y claro, este domingo lo he vuelto a hacer. Al menos eso dice mi bandeja de "elementos enviados". Y aquí me tenéis como una pánfila alucinando en colores conmigo. Como ya no se puede deshacer, os pido perdón, sinceramente. Lo hago sin darme cuenta. ¡Que me aten las manos con cinta aislante cuando vuelvo a casa los domingos temprano! ¡Que me detengan!
P.D.: Y vosotros, ¿qué? ¿Sois de almorzar, dormir en cualquier parte o de sonambulismo?

7 comentarios:

mistake dijo...

hay eva!!.
yo soy de los de ponerme a cocinar desde arroces a patatas a la riojana...ardores de estomago aparte. manejo un cuchillo de cocinero y siempre me despierto con todos los dedos de las manos en su sitio. Creo que soy un tipo con suerte!!!

Hache dijo...

Desde luego! Yo en cambio creo que debería cortármelos para no sonambulear por los teclados! (¿Oye? ¿Y luego haces tupperware y los congelas o te lo comes todo?) Curioso lo tuyo, curioso!!!

mistake dijo...

no, no... los meto en tapers, comermelo todo seria un desastre superior al que dejo en la cocina... hay domingos que pienso que una familia de gansters visitan mi cocina por la noche.

Ana dijo...

Uy, casi me entran desganas de leer tu comentario.

"...toda una noche de fiesta... llega a casa con los primeros rayos de sol..."

Yo que soy como las gallinas, que me echo a dormir cuando se va el sol y me levanto con el. Lo único que entretanto escucho a mis hijos que... después de una noche de fiesta, llegan a casa con los primeros rayos de sol.

En fin, supongo que va con la edad y ahora ya no voy a comentar tu entrada "en el espejo", porque yo ya me veo como la que sería dentro de unos años y no quiero ni imaginar lo que seré. ;-)

Un saludo.

Hache dijo...

Ana, me apuesto los dedos de Mistake a que eres una mujer de bandera, y que cumplirás muchos años y serás aún más estupenda. No me gusta "leerte" así de negatrona. Y, bueno, por suerte para mis víctimas del sonambulismo internauta, no suelo llegar ya de día a casa, pero cuando lo hago disfruto de cada momento,... Es todo un placer pasear por las calles vacías de la ciudad, mientras los señores de la limpieza te riegan los pies, y solo se oyen pájaros y poco más. Parece que el que empieza vaya a ser un día maravilloso,...

Ana dijo...

No, no, negatrona, no, realista más bien.

Yo estoy encantada de irme pronto a la cama y levantarme temprano. Así como, cuando tenía la edad de mis hijos me gustaba hacer lo contrario y disfrutar de la noche.

Como decía, creo que va con la edad y no te confundas con mi comentario anterior ¡qué estoy en la flor de la vida!!!

Buen fin de semana.

Hache dijo...

Ana, pues ya me dejas más tranquila. A seguir en la flor! Y, ¡buenos días! (entre semana me levanto a las 6h00 de la mañana pero si puedo trasnochar, trasnocho) Este finde en cambio me apetece pasarlo con mi libro y mi terracita al sol. ¡Besotes!