miércoles, 29 de septiembre de 2010

Dulces sueños

Os presento a mi nuevo amigo. Ya se ha acomodado en la mesilla y ha velado mi sueño toda la noche. He dormido a pierna suelta. Creo que le he oído cuchichear con mi muñeca-broche y mis botas de cordones, pero no estoy segura. Tal vez era un sueño. Esta mañana le he abierto la ventana y la puerta, para que esté entretenido hasta que llegue, conozca su nuevo hogar, y urda planes para conquistar el mundo, pero, eso sí, siempre conmigo,...

5 comentarios:

... dijo...

ni sé cómo he llegado a tu blog
pero me encanta!!! felicitaciones!!!

(y yo que pensaba escribir en mi blog sobre los amigos de plastilina que invadieron mi mesa anoche)

Hache dijo...

Por favor, ¡¡¡queremos historias de plastilina!!!!
Bienvenid@!

MucipA dijo...

Invasiones de amigos entrañables, más que algunos de carne y hueso...

Hache dijo...

Pues sí. La verdad es que ha sido uno de los mejores regalos que he recibido. ¡¡¡¡Este cerdito me tiene loca!!!!

Marcos Callau dijo...

Jejejeje... me gusta ese nuevo compañero de sueños.