lunes, 4 de octubre de 2010

Edu

Otro año más sin verte. Cada 4 de octubre es una nueva derrota. Sin ti, el equipo de los buenos solo puede perder. Te echo mucho de menos. Quién diga por ahí eso de que nadie es imprescindible no tiene ni idea de quién eras. No tiene ni p... idea, la verdad. Mira, esa es de las pocas cosas de las que estoy muy orgullosa en esta vida: ¡haberte conocido y haber trabajado contigo! Eres superior, jefe, incluso en la ausencia,...

No hay comentarios: