jueves, 14 de octubre de 2010

Palabras secretas

Las han secuestrado, ahogado y enterrado en una fosa común. No se pueden nombrar. No se pueden buscar. Solo hay que tener fe. Esperar un milagro para que renazcan entre osarios e insectos. Para que dejen de estar muertas. Por eso ahora me gustan los días de lluvia y de viento. Quizá mis palabras broten y vuelen hasta mis labios en un soplo de cierzo. Prefiero pensar que el asesino las escondió bajo tierra y no las tiró al río envueltas en plomo. Me gustaría creer que esas ocho letras tendrán una segunda oportunidad,...

The Scale. Interpol

6 comentarios:

Meet Ball dijo...

Vive Dios, esas ocho letras tienen infinitas posibilidades!! Sobre todo si se juntan bajo la lluvia, en una frase sincera

Hache dijo...

... y no se las lleva el viento.

Pedro dijo...

Por supuesto, sin ventura

Miguelito dijo...

Querría creer que si... r e i u e q t o, ¿por ejemplo?

Hache dijo...

Es un secreto,...

Hache dijo...

Es un secreto,...