jueves, 18 de noviembre de 2010

Dime cómo te duermes...

... Y te diré cómo pasarás el día siguiente. Sí, sí. Que te acuestas preocupada, te levantas aún más. Que te duermes en la más plácida felicidad, despiertas como una rosa. Pero si te citas con las sábanas en clave triste, pasas un día siguiente fatal. Es como si la tristeza, aprovechando las sombras de la noche, trepara como una hiedra y te inmovilizara los ojos y la boca desde dentro. En el espejo eres tu funeral. Tienes un desazón que late, y un caminar arrastrándose que apena a cualquiera. ¿Qué tienes? ¡No lo sé! Ayer soñé sueños tristes, y no consigo quítarmelos de los ojos, les digo. Poco se puede hacer en un día nacido de tristeza trepadora. Tan solo esperar a que anochezca y ponerse la sonrisa por pijama. Buenas noches y buenos días.

2 comentarios:

... dijo...

buenas! una vez más, me ha encantado tu post! te estaría bien que lo colgara en mi blog??? (instantaneaz.blogspot.com)
salu2
melina

angel dijo...

¿y no será indigestión de cenar huevos fritos con chorizo?... poco poético ¿no, ache?
Po cierto ¿H lleva h o ya no? ¿habrás logrado ser invisible y no te has enterado? ¿Friker Jimenez tendrá respuesta?.