lunes, 8 de noviembre de 2010

Oído disléxico

Sensación rara esa de que no deje de pitarte el oído. Lleva así más de media hora y ahí sigue. Bippppppppppppppppppppppppppppp.
Es el izquierdo.
Que digo yo, ¿ese es el bueno? Vamos, el que dicen que se activa si hablan bien de ti.
Ojalá.
Si eres tú, te agradezco muchísimo la retahila de loas pero no es para tanto.
DÉJALO YA.
Es que el pitido es infernal y me está volviendo loca. ¿No prefieres hoy hablar del tiempo?
Oooh Ooooh!
Me temo que va a ser el lado malo.
Este bippppppp agudo y constante no augura cariño a granel, precisamente.
Que alguien me está poniendo a caer de un burro, vamos.
Sí, seguro.
Que si eres tú, pues me parece fenomenal, pero algo exagerado, la verdad.
En fin, que solo te pido que no pienses en mí durante un ratito, que me quería echar la siesta.
¡Que te he pillaooooo!
De todas formas, si alguien tiene claro qué oído es el bueno, le agradeceré la aclaración.
Mientras tanto aquí sigo con mi bipppppppppppppppppp
(((Uy, parece que ahora ha parado,...)))
((((((((((Uy, ya ha vuelto otra vez))))))))))

5 comentarios:

Blanca dijo...

Hola! Pues aqui estoy, te seguiré*

Hache dijo...

¡Biennnnnnnnnnn!

angel dijo...

Es un tumor cerebral

hache dijo...

Pero,¿benigno o maligno? Claro, es que respuestas a medias, calcetines caidos, y la casa sin barrer.

angel dijo...

Naturalmente mi frase favorita del caralibro "es benigno"