martes, 14 de diciembre de 2010

Bajo siete mantas

Allí me encontraréis. Acurrucada y tapadita. Un bulto entre siete mantas. Ni me moveré. Dejadme pasar ahí este invierno. No me delatéis. Que me muero. Que si salgo, me muero. Soñaré mil historias y os las contaré en primavera. Pero ahora debo esconderme en mi madriguera. Prometo no roncar, ni hablar en sueños. Solo quedarme quieta, muy quieta. Ni mi respiración notaréis. Empiezo a coger la postura. Vosotros, abrigaos. Yo me protegeré bajo estas siete mantas.

3 comentarios:

MAROCHA dijo...

Y entonces... Quién escribirá "paseante dominical"? Ya no sabrás si es Lunes o Miércoles o Domingo y además, aunque lo supieras, no tendrás nada que contar. Hummm! Los plumas abrigan mucho también y te dejan mayor capacidad de movimiento.

Besos cálidos.

Hache dijo...

Mmm,... No sé si me convences, ¡hace taaaaaaaaaaaaaaanto frío!

Besos de esquimal

Hache dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.