viernes, 31 de diciembre de 2010

Tal día como hoy

Mi padre estaba nervioso. Mi madre no tenía apetito. Hacía frío. Mucho. No tendrían viaje de luna de miel pero era el día de su boda. ¿A quién le importaba lo demás? Me gustaría viajar al pasado y verles por la mirilla, él sin dejar de arreglarse el nudo de la corbata. Ella deseando que no le temblara la voz. No tembló. Qué guapos estaban. Después se quitarían el traje y se vestirían de calle para ser una pareja más en un cotillón más. Quizá hoy haya otros dos en su situación, pero no serán mis padres. Feliz 2011 a todos y todas, sí, quiero.

2 comentarios:

madelen dijo...

Feliz 2011 y el deseo de tener algo qué querer, algo o alguien a quien decir sí quiero .

Hache dijo...

Gracias, Madelen. ¡Lo mismo para ti!
Buen 2011