domingo, 30 de enero de 2011

Paseante dominical (Stendhalizada)

Cuando Henry Beile, más conocido por su seudónimo de Stendhal, salió de su visita a la Santa Croce de Florencia comenzó a sentirse ligeramente mareado, le latía el corazón de una forma desbocada, sentía vértigo, confusión, y tenía alucinaciones. Él mismo lo definió así: "...la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme"
Il Porcelino. Acaricié su morrico para volver a Florencia,...

Con estos embutidos, Stendhal se hubiera recuperado de la impresión. Mamma Mía,...

Tumba de Miguel Ángel, en La Santa Croce. También la de Galileo, Leonardo, Dante, Rossini,...

Palazzo Vecchio, flanqueado por una réplica del David de Miguel Ángel,... (suspiro) Después de bajar los casi 500 escalones para subir a la cúpula del Duomo, Dios saludó Las vistas desde la linterna de la cúpula del Duomo
Cúpula de Brunelleschi. Il Duomo Il Duomo
A mi espalda, la Santa Croce, causante del Síndrome de Stendhal
Ponte del Vecchio
Ahora entiendo a qué se refería Stendhal,... ¡Bellisima, Firenze, bellisima!

2 comentarios:

angel dijo...

Muy bonitas las fotos que publicarás mañana domingo

Hache dijo...

He venido del futuro y no para traeros una lejía azul, :)