viernes, 25 de febrero de 2011

Ese body

Desde ayer está contracturado, dolorido, muy cansado, le duelen los pies, las muelas, el cuello y la espalda. Pasa hambre y sueño, no le llevo a ver la playa ni a Londres, está de brazos caídos y orejas gachas. Pobre body,... Aunque todavía hay cosas que le hacen moverse. En un semáforo, he descubierto a su pie izquierdo siguiendo el ritmo de esta canción. ¿Será que aún hay esperanzas para este viejo "body"?
Young the giant. My body

2 comentarios:

Eleanor Dalí ! * dijo...

Siempre hay esperanzas aunque parezca que no.

Un beso o 2 !

angel dijo...

Irreversible