domingo, 6 de febrero de 2011

Paseante dominical (planes)

¿Qué por qué no me gusta hacer planes? Porque el destino siempre elige, lo que nosotros deseemos se la trae al pairo. Somos marionetas en sus manos. ¿De qué sirve resistirse? Cierro los ojos mientros camino por la acera soleada. Voy a casa. Quizá lea, o vea una película, o me tome un chocolate caliente, o me deje caer en el sofá a mirar las nubes que pasan por la ventana,... No parece un mal plan. Quizá lo haga todo o quizá alguien tenga reservado otro final para mi domingo. ¿Serás tú?

No hay comentarios: