jueves, 17 de marzo de 2011

Manzanazos

No entiendo su mala prensa. Seguramente porque sería muy raro que la fruta prohibida o envenenada fuera una sandía o un coco. Adan y Eva, la Bella Durmiente y hasta Magritte sucumbieron a sus encantos, y yo sigo sus pasos.

 ¿Acaso encierra tanta maldad una simple manzana? No, a Newton, su caída en plena cabezota le vino bastante bien. Mucho mejor que una sandía o un coco, supongo. Entonces, hablaríamos de otro tipo de gravedad,...

2 comentarios:

JOSE MANUEL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcelo dijo...

Has ido a parar a mi tema favorito.

Yo quise ser manzana.

Un abrazo