lunes, 11 de abril de 2011

La palabra dada

Ay, amigos y amigas. ¡La palabra dada! ¿Dónde andará? Cuántas veces se da la palabra atada por un cordel invisible del que su dueño tira a la menor ocasión. Tenías la palabra en el bolsillo, y de repente, ¡ha volado! Crees que se ha extraviado, pero no. Algunas veces, te dan la palabra pero está mal escrita, o es ilegilble, o dicen que esa no es su letra. Y la palabra no vale para nada. Palabras dadas. Ni habladas, ni escritas. Al final, pocos son los que pueden decir que tienen palabra. Espero que tú y yo, sí.

No hay comentarios: