domingo, 24 de abril de 2011

Paseante dominical (pelicular)

Oh, domingo, no te vayas. No me dejes sola frente a otra semana sin películas. Quiero verlas todas, hoy, ahora, para que este pedacito de vacaciones no se esfume. Pon otra, cambia de canal, y si hay anuncios, mejor. Durará más. Y seguirá siendo domingo, por lo menos, hasta el jueves. Ay, dominguito, que te escurres entre mis dedos, como arena de playa,... ¡Te voy a hacer un castillo, saludado de olas, sin resaca, primera línea de playa, buena iluminación, pocos gastos de comunidad, vecinos silenciosos y podrás aparcar en la puerta! ¡No te vayas, que voy a por un cubo para hacer las almenas más hermosas del mundo,...! ¿Domingo? ¿Do min goooo? Zzz. Zzz

Sschh, Hache se ha quedado dormida. Dejémosla soñar con el mar. Quizá esté más cerca de lo que imagina. Aunque para llegar a la calma, aún tenga que navegar por todo un lunes de tempestades. Pero eso será mañana. Ahora, Ssschh

2 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Qué bonito el domingo y qué pena el lunes. Imaginemos paisajes llenos de domingos...

Hache dijo...

¡Imaginemos domingos que duran hasta el jueves! ¿Cómo los llamaríamos? ¿Domíngüeves? ¿Juevingos? ¡Qué bonito es soñar! ;)