miércoles, 15 de junio de 2011

Pon tu mente al sol

¡Qué mal lo debes estar pasando! Tu termómetro ronda los 40. Un suplicio para quienes tenéis corazón y cerebro de hielo.

No hay plan B. Estás encerrado en casa. Salir te reduciría a charco al sol, evaporación y luego, ¡puf! a desaparecer. Serías nada. Algo que no podrías soportar.

Todo solucionado si no traspasas  tus cuatro paredes y dejas que el aire acondicionado te mantenga a temperatura ideal. Bajo cero. Criogenizado en vida. ¡Vaya factura pagarás si sales de esta! No me das pena, persona glacial. Que disfrutes en tu jaula de frío, porque ¡aún te queda mucho verano! ¡Que brille el sol!
The Kooks. Shine on

1 comentario:

Daiana dijo...

qué miedo! a esas temperaturas no hay ropa fresca y helados que estabilicen la temperatura corporal.