domingo, 15 de enero de 2012

Paseante dominical (Reglas de 3)

Oí una vez que la receta para tener una vida equilibrada era una simple regla de tres. Que de las 24 horas del día, ocho eran para trabajar, ocho para dormir y el resto, para vivir.  También oí que para que nunca nos faltará el dinero, había que aplicar una simple regla de 3. De lo que ganamos -si hay suerte- cada mes,  deberíamos destinar -como máximo- un tercio a vivienda, un tercio al ahorro y el resto, para vivir.

¿Será vivir un asunto de matemáticas o podemos perder un poco de sueño para vivir?
¿Y qué pasa si es imposible ahorrar en los tiempos que corren, incluso trabajando mucho más?..

Definitivamente, en este tiempo las reglas han cambiado. Si encuentro una fórmula perfecta para que vivamos nuestra vida de la mejor de las maneras, os lo comunicaré. Mientras tanto,...

No hay comentarios: