lunes, 23 de enero de 2012

Sequía

No hay agua. No ha llovido suficiente y el cielo está despejado. Ni una nube que pueda sugerir tormenta cercana. Los días pasan y la tierra se cuartea. Marrón y gris. Polvo y nada más. Necesitamos mojarnos de vida también nosotros o nos secaremos, seremos solo piel seca y arrugada.  Salgamos a vivir, buceemos, chapoteemos, sumerjámonos en cada minuto,... Dejemos de ser grises y polvorientos, llamemos a las nubes y que llueva, que llueva,...

No hay comentarios: