miércoles, 2 de mayo de 2012

El estudiante

¿Nombre?
Ramiro
Y dígame, Ramiro, ¿por qué quiere aprender francés? ¿Trabajo? ¿Amistades? ¿Amor, quizá?
Bueno, la verdad es que es por mis vecinos
¿Sus vecinos?
Sí, se mudaron hace un mes y hablan todo el tiempo en francés.
Qué gentil, ¿y quiere usted entablar amistad con ellos?
Sólo entenderles
Bueno, tal vez pueda practicar después con ellos, ¿sabe de qué parte de Francia son?
No. Ya le digo que no entiendo ni papa de lo que hablan y me aburro
¿Cómo que se aburre?
Sí, mire, es que paso todo el día en casa, y estoy harto de la televisión, de la radio y de todo. Yo como disfruto es cotilleando a mis vecinos. Y claro, los nuevos me despiertan mucha curiosidad...
Vaya. No sé si entonces puedo ser su profesora. Nunca me han gustado los cotillas.
Vaya. Eso es que no conoce usted bien mi comunidad. ¿Sabe que el vecino del cuarto es amante en secreto de la vecina del tercero? Y sus parejas no tienen ni idea. Lo curioso es que...
Señor. No me interesa nada eso...
Sí, pero es que lo curioso es que...
De verdad. Perdóneme pero no puedo atenderle. Busque usté otra academia de idiomas.
Vaya. Pues tenía razón mi madre. Usté no conoce a ningún vecino y su marido se la pega con la del tercero y ni se entera.
¿Qué dice? ¡Está loco! ¿En qué calle vive usted, veamos?
Calle Guindo, 17. Soy el del 1º dcha. El que friega la escalera...
Mire. Creo que podré hacerle un hueco en una clase que empieza hoy, pero deje usted de seguir con sus chismes. ¿Y dice que con la de tercero? ¿La masajista?
...

No hay comentarios: