viernes, 18 de mayo de 2012

Jaqueca

No me gusta que se hagan chistes con eso de las jaquecas femeninas.
Hoy me ha acompañado una de las grandes, casi 15 horas.
Desde las 8:00 he sobrevivido como he podido.
Intentando que no afectara a mi trabajo, pero escribir una palabra, mirar la pantalla del ordenador o simplemente caminar ha sido una dura prueba.
Es el dolor más intenso, y paralizante que conozco.
No se la recomiendo ni a la persona más despreciable de este mundo.
Ojalá nunca sepais qué es...
Entonces, se acabarían las frivolidades.

No hay comentarios: