jueves, 7 de junio de 2012

Libros

Si la Torre de Babel hubiera estado hecha de libros, la historia del mundo sería bien distinta.
Y la Torre tal vez se llamase de ¡papel!... 
Bromas aparte, estoy convencida de que leyendo, se entiende la gente.

No hay comentarios: