martes, 31 de julio de 2012

Dolores en The New York Times

Se llama Dolores y fue portada hace un par de días en The New York Times. No ha ganado un Premio Nobel, ni la persigue el FBI. Ni siquiera es modelo, actriz o millonaria pillada en un yate al sol. Dolores es una esposa, madre y abuela de Zaragoza que ayuda a sus nietos e hija en paro a salir adelante. Ese es su gran mérito. Con su pensión y la de su marido hace milagros para llegar a fin de mes. Yo la conocí antes que los lectores neoyorkinos. De hecho, fui la periodista que sacó a la luz su situación. Pocos quieren contarla, ella no me puso ninguna pega. Me contó que por un hijo se da la vida, que a veces el día 20 ya no tienen ni para comprar el pan, que paga la hipoteca de su hija y no se corta el pelo para que lo hagan sus nietos. Me pareció la mejor madre y abuela del mundo. Después de conocer su historia en la Gran Manzana no creo que su situación mejore. Su hija sigue en paro, y sus nietos también. Mañana, como ayer, comerán y cenarán juntos, otra vez. Estirarán el presupuesto. Rezarán para que por fin salga algo de trabajo. Dolores, mi Dolores, sigue luciendo su largo pelo gris enroscado en un moño. Este mes tampoco podrá ir a la peluquería...

SU HISTORIA EN INGLÉS.

No hay comentarios: