miércoles, 28 de noviembre de 2012

Madrid, Madrid, Madrid

Viví y volví. Hoy tengo otra cita con mi ciudad adoptiva. Madrid. La gran ciudad. Madrid. El barrio cañí. Madrid. De torreznos y DIC. Madrid. De tanta gente de tantos lugares. Madrid es hoy menos coloso y más de bolsillo. Llevo sus calles tatuadas en la cabeza, no parecen ahora tan largas y tan solitarias. Me ubico como un GPS, actualizo sobre la marcha. Viví y siempre vuelvo a las calles en las que me hice mayor. Calles que también han crecido, algunas son ahora marquesas. Otras, siguen siendo criada. Madrid, Madrid, Madrid. Que hubiera sido yo sin ti.

No hay comentarios: