domingo, 4 de noviembre de 2012

Paseante dominical (deja vu)

Levantas la persiana y jurarías que ese cielo ya lo has visto. El café sabe como siempre, y las tostadas te mandan de viaje a otro día perfecto. Hay besos por toda la casa. Y suenan las canciones, las mismas canciones. Con rocío de ducha en el pelo recorres el pasillo, perseguida por un abrazo gigante que al final te atrapa y estalláis en risas, que quedan suspendidas en el aire, con las canciones, con los besos, con el café y las tostadas... Deja vu.Un domingo que se repite y que quieres que venga una y otra vez...

No hay comentarios: