domingo, 30 de diciembre de 2012

Paseante dominical (Sprint final)

Ya se ve la meta, queda muy poco para cruzarla y de repente, pasan por tu mente todos los momentos clave que has dejado atrás. Normalmente siempre recuerdas primero los negativos, y eso hace que pongas una velocidad más en tu sprint,... pero no querrías terminar la carrera con ese mal rollo, así que aminoras un poco la marcha y haces recuento de todo lo bueno, todo lo que has aprendido, las personas maravillosas a las que has conocido o que ya estaban y siguen siendo muy importantes, los viajes, los libros, los besos y abrazos, las lágrimas de emoción, los experimentos gastronómicos, las mudanzas, y las permanencias.
Te faltan dedos para contar lo bueno. Y así te acercas a la meta, con una gran sonrisa que es lo que tú eres. Y lo demás... ¡quedó atrás! ¡A por el 2013!

No hay comentarios: