martes, 29 de enero de 2013

Palabra mágica

La uso cuando no puedo aparcar.
Cuando el día parece que puede ser más gris.
Para escucharla, cerca

La uso cuando todo parece enloquecido.
Cuando los planes no salen bien
Para seguir creyendo en mí...

Mi palabra mágica es CONFIANZA
La pronuncio bajito, solo para mis oídos y reconforta como una taza de chocolate caliente.

Espero que os sirva.

No hay comentarios: