viernes, 22 de marzo de 2013

Columnista. Paraíso Peracense

Publicado hoy en el Diario de Teruel
Espero que os guste...


Paraíso Peracense

David y Claudia han vuelto a sonreír y también a dormir a pierna suelta. Eso cuenta David, que hasta que llegó a Peracense no podía pegar ojo por las noches. De día era el fuerte de la familia, el que animaba a su mujer y sus hijos, el que buscaba trabajo y no desfallecía. De noche sufría en silencio, hacía cábalas para dar de comer a cinco personas con cuatro euros o menos. Hasta empeñaron sus alianzas de boda para que sus tres hijos no pasaran hambre. Los días pasaban lentos en el pueblo de Alicante donde vivían este madrileño y su esposa bonaerense. Una llamada comenzaría a cambiar su suerte. Su tía le animó a entrar en una página web que ayudaba a quienes buscaban empleo para vivir en un pueblo. Entró sin dudar. La asociación contra la despoblación en el mundo rural podía ser el milagro que esperaban. David consultaba las ofertas cada día y enviaba currículum a diestro y siniestro. Un día apareció la que les cambiaría la vida, una oferta en Peracense para llevar el bar municipal, el teleclub. Tuvo que pedir ayuda para desplazarse hasta el pueblo para la prueba de selección, porque no tenían ni para el combustible. Vinieron en familia y asegura que fue un flechazo. Quince días después les comunicaron que el puesto era suyo, que tenían una oportunidad para volver a empezar, en Teruel. En su paraíso particular, Peracense, David y Claudia han vuelto a sonreír, y también los cerca de treinta vecinos de este pueblo de la comarca del Jiloca, en el que de nuevo se oyen niños jugar, y una familia ha dejado atrás la pesadilla.

No hay comentarios: