domingo, 24 de marzo de 2013

Paseante dominical (de estreno)

Dice el refrán que el domingo de Ramos, a quién no estrena se le caen las manos...

Recuerdo aquellos domingos de infancia, con vestido nuevo para dar la bienvenida a la primavera, y la palma llena de dulces.

Hoy no estreno vestido, ni nada. Tampoco me espera un ramo de chucherías, pero quiero estrenar este día y salir a pasear con las personas a las que más quiero, mis padres, y hacerles reír, ¡estrenarles una carcajada!

Quiero dar un abrazo nuevo a estrenar a mi chico, que vuelve de viaje y seguir estrenando miradas, besos, y millones de sonrisas.

Hoy es otro domingo nuevo a estrenar... 

1 comentario:

Leticia Celma dijo...

Es verdad. Recuerdo un conjunto muy primaveral que insistí en estrenar a pesar de que hacía frío. No sabía que se te caían las manos si no estrenabas... pensaré en qué puedo hacer hoy que no haya hecho todavía