miércoles, 29 de mayo de 2013

Cuento contigo. Verano

El año que no hubo verano, se dieron menos primeros besos. En los pueblos nadie bailó en la verbena y la vendedora de helados no hizo el agosto. Sin verano, no hubo día de playa, piel bronceada ni camisetas de tirantes. Los dedos no pudieron subirse a sus sandalias y diez mil treinta y siete niños no aprendieron a nadar. El año que no hubo verano no hubo trabajo en prácticas, ni becarios, ni rebajas en las tiendas.

Ahora todos se preguntan dónde se fue el verano aquel.

Un verano sin vacaciones, sin dinero, sin trabajo, sin alegrías, sin calor.

No hay comentarios: