domingo, 5 de mayo de 2013

Paseante dominical (te quiero, mamá)

Brilla el sol. El domingo es por fin espectacular. Vamos a ver a mi madre, en su domingo de mayo. Creo que todas las personas con las que me cruzo van a hacer lo mismo (pero con otras madres) Veo flores, bombones, regalos. Veo niños vestidos de domingo, leo en los labios, 'te quiero, mamá'... Y al fin llego a sus brazos y me quedo un buen rato ahí dentro; refugiada; mimada; protegida. Y mi madre sonríe y el sol brilla aún más... Pienso que al domingo que viene la voy a abrazar igual, y eso hace más corta la semana...Porque todos los domingos, son domingos para mi madre...

No hay comentarios: